Descubre si se pueden combinar el cloro y antialgas

Portada

3 de enero 2024

El cuidado de una piscina conlleva el uso de diversos elementos de limpieza y protección, así como de distintos productos químicos que mantengan el agua de la piscina cristalina y en buenas condiciones de saneamiento. Con este objetivo, lo mejor es emplear cada cosa a su tiempo y en su justa medida. Echar antialgas y cloro a la vez para que las algas no invadan tu piscina no es ninguna excepción.

Pero ojo, porque a veces las algas aparecen por el descenso del valor de cloro en el agua de la piscina y basta con un tratamiento de choque con este producto para eliminar la presencia de estos organismos en tu piscina. Si este proceso solventa el problema, no será necesario arrojar alguicida. En cambio, si el problema persiste, podrás probar la otra fórmula: echar cloro y antialgas a la vez.

En el momento de distribuir el cloro y el algicida por el perímetro del agua de la piscina, debes asegurarte de que la depuradora está encendida. Así, los químicos se dispersarán de manera uniforme en toda el agua, consiguiendo el equilibrio de todos los productos que actúan sobre ella.

A pesar de que el algicida y el cloro vayan a cohabitar en el agua de la piscina, lo mejor es que se vierta uno primero y otro después para no entorpecer la eficacia de ninguno de ellos.

Lo que nunca debes hacer, en ningún caso, es mezclar los dos productos en un mismo recipiente antes de verterlos en la piscina, puesto que, además de interferir en su efectividad, se corre el riesgo d eque su fusión pudiera provocar una reacción química tóxica.

Cabe destacar que existen productos desinfectantes incompatibles entre sí, por lo que es fundamental que, antes de utilizar cualquier químico, leas y sigas al pie de la letra las instrucciones de uso indicadas por el fabricante en las que se señala la cantidad adecuada a emplear según el tamaño de tu piscina, así como su compatibilidad con otros productos con fines similares.

Recurso

En caso de que los productos a utilizar sean complementarios y puedan ser empleados al mismo tiempo, debes comprobar que los niveles de cloro y pH son los apropiados antes de verter el alguicida para, así, asegurarte de que la piscina volverá a estar en perfecto estado. Para conservar el agua en las condiciones adecuadas y disminuir el crecimiento de algas puedes usar un cobertor para piscina o una manta para piscina, ya que obstaculizan la incidencia de los rayos solares en el agua.

Una vez llevado a cabo el tratamiento en la piscina tras echar cloro y antialgas a la vez, no tengas prisa por bañarte. Tendrás que aguantarte las ganas durante, al menos, media hora. Lo más recomendable es verter los productos químicos a última hora de la tarde para evitar cualquier tipo de contacto con el agua durante las siguientes horas y, por ende, cualquier riesgo posible. Espera a que los niveles de los químicos vuelvan a estar equilibrados y dentro de los rangos seguros antes de darte un chapuzón.

Contacta con nosotros

Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 h. Festivos de 9:00 a 18:00 h.