Descubre cómo hacer un buen mantenimiento de tu depuradora

27 de noviembre de 2023

Qué bonito sería poder tirarse a la piscina cualquier día y a cualquier hora sin ningún miramiento cada vez que vemos asomar el más mínimo rayo de sol, pero "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" y tener una piscina también. Hay múltiples utensilios para sanear el agua de la piscina, tales como los cobertores, mantas térmicas, recogehojas, aspiradores y productos químicos. Pero si hay un artilugio que puede mantener el agua impecable es su sistema de filtración, es decir, la depuradora de la piscina.

La depuradora de una piscina es un sistema de filtración compuesto por una bomba, un filtro y una válvula selectora que se encarga de indicar al filtro la operación que se va a realizar. Este mecanismo, con la bomba siempre antes que el filtro, se ubica entre el skimmer y el equipo de climatización o el de tratamiento del agua.

Una vez que conoces cómo está estructurado el equipamiento, debes saber cuándo tienes que limpiar la depuradora de una piscina. Se estima que el filtro tiene que limpiarse cada dos semanas, pero será el manómetro del aparato que señale con precisión cuándo hay que realizar una limpieza a la depuradora de la piscina: cuando la aguja se acerque a la zona roja.

¿Qué tipos de filtros puede haber en la depuradora de una piscina?

Hay tres tipos de filtros que pueden instalarse en la depuradora de una piscina según el grado de eficacia, la inversión que requiere su adquisición o la capacidad del vaso de agua: de arena, de cartuchos o de diatomeas.

Filtro de arena

El filtro de arena es el más utilizado, puesto que tiene una alta potencia y una gran capacidad de filtración por hora y su mantenimiento no requiere mucho tiempo o gasto económico.

Su principal característica es que posee un depósito con arena que atrapa las partículas de suciedad cuando el agua pasa por él. La limpieza de este tipo de filtro consta de dos fases: lavado y enjuague. Para saber cómo hacer un lavado y enjuague de la piscina, antes debes tener claro que el lavado y el enjuague son los dos ciclos de limpieza a los que se somete el agua de una piscina con filtro de arena.

Fase de lavado
  1. Parar la depuradora y poner la válvula en la posición de 'Lavado'
  2. Abrir las llaves del desagüe, del sumidero y de los skimmers
  3. Activar la bomba y esperar a que el agua atraviese el filtro hasta que salga transparente
  4. Parar la depuradora
Fase de enjuague
  1. Poner la válvula en la posición de 'Enjuague'
  2. Activar la bomba para limpiar la suciedad que haya quedado
  3. Parar la depuradora y poner la válvula en la posición original (de filtrado)
  4. Reactivar la depuradora y comprobar que la aguja del manómetro se encuentra en la zona verde

Filtro de cartucho

El filtro de cartucho es el más económico y el más sencillo de utilizar para limpiar la depuradora de una piscina. Es la opción idílica para piscinas pequeñas o desmontables.

Los cartuchos son la parte del filtro que retiene la suciedad del agua de la piscina.

  1. Apagar la depuradora y cerrar las válvulas
  2. Extraer el cartucho y comprobar que no está dañado: si está bien, se limpia con agua y se deja secar; si está estropeado, se cambia por uno nuevo
  3. Colocar el cartucho en la depuradora, activar la filtración y abrir las válvulas
  4. Encender la depuradora y comprobar que la aguja del manómetro se encuentra en la zona verde

Filtro de diatomeas

Las diatomeas son algas fosilizadas que se utilizan como fertilizantes orgánicos y naturales. En este caso actúan como agentes filtrantes.

El filtro de diatomeas es muy eficaz pero conlleva un mayor mantenimiento que el resto de filtros para piscinas. Su funcionamiento es semejante al del filtro de arena (también se aplican los ciclos de lavado y enjuague de la depuradora), aunque se diferencian en que hay que cambiar las diatomeas cada vez que se realiza un lavado de la depuradora de la piscina.

Una vez limpio el filtro y con la depuradora de la piscina todavía parada, se deben sacar y limpiar las rejillas. También hay que rellenar el filtro con diatomeas nuevas. Para ello, se mezclan las diatomeas con agua siguiendo las indicaciones del fabricante y se agregan al filtro.

Una vez concluido el proceso para limpiar la depuradora de la piscina, se vuelve a poner la válvula en la posición original (de filtración) y se enciende la depuradora de la piscina.

NUESTRAS RECOMENDACIONES

Contacta con nosotros

Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 h. Festivos de 9:00 a 18:00 h.