Descubre los diferentes sistemas de climatización para piscina

22 de febrero 2024

Los sistemas de calefacción son un elemento clave para lograr hacer de tu piscina una auténtica zona de confort. El objetivo último de los diversos equipos de climatización que están diseñados para calentar el agua de la piscina es disfrutar de la instalación durante el mayor tiempo posible a lo largo del año, incluso cuando ya ha concluido la temporada de baño. Cómo climatizar una piscina es un proceso muy sencillo una vez que descubras cuál es la alternativa que más te conviene en tu caso.

SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN

Bomba de calor para piscina

La bomba de calor se encarga de extraer el aire caliente del ambiente y traspasarlo al agua de la piscina para incrementar su temperatura de forma progresiva con un bajo consumo.

Este equipo se instala entre el filtro de la piscina y el sistema de tratamiento del agua, con más de cuatro metros libres de obstáculos a su alrededor.

Una bomba de calor puede ser horizontal o vertical, cuya diferencia radica en la dirección del aire que exhala: de frente (horizontal) o hacia arriba (vertical). El espacio que tengas para ubicar el aparato puede llegar a condicionar la elección entre uno u otro.

Calentador eléctrico para piscina

El calentador eléctrico transmite calor al agua de la piscina directamente mediante una resistencia eléctrica. Este económico aparato se sitúa en el circuito de filtración, tras el sistema de filtrado, con el objetivo de que el agua no pierda calor antes de llegar de nuevo al vaso de la piscina.

Se trata de un dispositivo pequeño y compacto ideal para piscinas con un volumen de agua reducido, piscinas elevadas o spas. Asimismo, sirve para complementar a las bombas de calor como parte del sistema de calefacción de las piscinas de gran tamaño.

Intercambiador de calor para piscina

Un intercambiador de calor pasa el agua de la piscina por el sistema de calefacción de la instalación y la devuelve al vaso ya caliente. Es un método rápido que tiene la capacidad de aumentar la temperatura del agua unos 10ºC en tan solo 24/48 horas.

Su empleo garantiza el ahorro económico en piscinas grandes y la optimización del consumo de energía.

Este aparato puede ser por placas, el cual traslada el calor a través de placas paralelas y radiales, en espiral o tubular, en los que el calor se transfiere mediante la pared del tubo.

El equipo se puede conectar a sistemas de paneles solares, calderas de distintas clases y bombas de calor.

Recurso piscina climatizada

Manta térmica para piscina

Una manta térmica para piscinas es una cubierta que se coloca en verano sobre la superficie del agua, con las burbujas de aire siempre en contacto con el agua, para mantener y aumentar la temperatura del agua de la piscina. Por tanto, el cobertor de burbujas es el complemento perfecto a cualquiera de los demás sistemas de climatización de tu piscina.

La lona térmica absorbe en forma de calor la energía solar de los rayos emitidos por el sol que inciden directamente sobre la manta térmica. Así, las burbujas de aire de la lona térmica transfieren el calor al agua de la piscina.

Además de ahorrar en la climatización de la piscina, utilizar una manta térmica aporta otros beneficios como evitar la evaporación del agua hasta un 98%, reducir el uso de productos químicos hasta en un 40% e impedir la caída de suciedad en la piscina.

En Cobertores para Piscinas tenemos a tu disposición seis tipos de mantas térmicas. El modelo Cristal destaca por su eficacia a la hora de calentar el agua, ya que es capaz de incrementar la temperatura en hasta 10ºC debido a su transparencia. Por su parte, la opacidad del modelo Cristal Black garantiza que las burbujas de aire retengan el calor, manteniendo así la temperatura alcanzada durante las siguientes horas.

Contacta con nosotros

Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 h. Festivos de 9:00 a 18:00 h.