Cada época del año y cada temporada de la piscina requiere de tratamientos puntuales y específicos para que el agua esté en condiciones adecuadas de uso y así evitar problemas de salud, altos gastos de mantenimiento y hasta multas.

Tener una piscina implica una serie de mantenimientos y tratamientos químicos que son vitales para mantener la salud del agua y por tanto la de los bañistas.

Es por eso que en Coberotresparapiscina.com te contamos qué tipos de tratamientos químicos para piscina hay y cuál es el indicado en cada momento.

¿Qué tratamientos químicos para el agua de la piscina existen?

Según las necesidades del agua de la piscina hay un tipo de tratamiento aplicable y este apunta a resolver o prevenir un problema específico.

Es importante tener claro el objetivo del tratamiento para tratar químicamente tu piscina, a continuación, te contamos los objetivos principales de un tratamiento químico:

  • Eliminar bacterias y microorganismos
  • Evitar crecimiento de algas
  • Mantener el agua clara
  • Evitar daños en la piscina y molestias l usuario

Muy bien, ahora veamos qué procedimientos son necesarios para cada uno de estos objetivos:

OBJETIVO PROCEDIMIENTO PRODUCTOS
Eliminar bacterias Desinfección Bactericidas
Evitar algas Alguicidas
Evitar daños en la piscina y molestias a los usuarios Control de pH, dureza y alcalinidad Correctores de pH
Ayudar a mantener el agua clara Floculación Floculantes

¿Cuáles son los químicos que se le echa a una piscina?

Como te hemos comentado anteriormente hay cuatro tipos de productos químicos que se agregan a la piscina para mantener la salud del agua, bactericidas, alguicidas, correctores de pH y floculantes.

Para que tengas más claro los químicos que se usan hemos creado esta guía rápida de productos químicos para piscina:

Reguladores de pH, son los productos que te permiten conocer y poner en el punto adecuado el pH del agua de la piscina, es una de las tareas más importantes y que se debe realizar con mayor frecuencia según el uso de la piscina.

Análisis y medición pH, existen dos tipos de medidores de pH, digitales y colorimétricos. Los digitales se insertan al agua y a través de una pantalla entrega la información. Por su parte los colorimétricos hay que hacerlo de forma manual y consta de un reactivo químico líquido o en tiras y una tabla de colores, al contacto del químico con el agua de la piscina cambia de color y se debe comparar con la tabla para ver el índice de pH.

Minoradores de pH, es un producto compuesto por ácido sulfúrico en un porcentaje de hasta 15%, máximo permitido según el Reglamento (UE) 2019/1148 del Parlamento Europeo. Ayuda a reducir el pH cuando este supera los índices sobre 7,6.

Incrementadores de pH, se compone de carbonato sódico, se puede encontrar en formato granulado o líquido y su objetivo es aumentar el pH del agua cando se encuentra por debajo de 7,2.

Cloro para piscinas, existen diferentes tipos de cloro para piscina según su composición, hipoclorito cálcico, hipoclorito sódico y cloruro de sodio. Su uso apunta la desinfección del agua para evitar la aparición de bacterias, algas, microbios y cualquier tipo foco de infección.

Cloro de choque, también llamado cloro rápido, se usa para un desinfección y puesta a punto del agua de forma rápida, especialmente al inicio de temporada o cuando el agua se pone verde. Hay dos tipos de cloro de choque, estabilizado, dicloroisocianúrico, que contiene ácido isocianúrico que funciona como estabilizador y previene la deterioración del cloro por efecto de los rayos UV. No estabilizado, hipoclorito de calcio, un compuesto más inestable, por tanto, más sensible a la luz solar, manipular con precaución.

hombre al lado de una piscina con químicos en la mano
Pastillas de cloro al borde de la piscina

Cloro lento, también conocido como tricloro, se usa para el mantenimiento cotidiano del agua de las piscinas cuando ya se ha acondicionado para mantener el buen estado del agua. Está compuesto principalmente por Ácido Tricloroisocianurico (1,3,5, - Triazinatriona Cl3).

Formatos de cloro, estos compuestos se pueden encontrar en diferentes formatos, principalmente en tabletas, granulado o líquido, que se aplica en el agua de la piscina directamente según las necesidades de cada piscina.

Bromo, es un elemento químico que se usa como alternativa al cloro para la desinfección del agua de la piscina. Cuenta con propiedades que ayudan a evitar la aparición de hongos, baterías y algas. Recomendado para personas con alergia al cloro y para aguas con temperaturas superiores a los 28ºC.

Tratamiento antialgas, este tiene como principal objetivo prevenir la aparición de algas en el agua de la piscina, como su nombre lo indica.

Floculante, si te has preguntado ¿qué químico aclara el agua de la piscina? esta es la respuesta que buscabas. Este producto sirve para mantener la transparencia y claridad del agua, lo que hace es arrastras las impurezas y sedimentos más pequeños al fondo del vaso en donde se pueden recoger con un robot limpiafondos o un aspirador manual.

Tratamiento multiacción, se trata de un tratamiento que contiene cloro, alguicida y floculante, por tanto, cumple con varias funciones a la vez y de ahí su nombre, en cambio de dosificar los productospor separado lo hace a la vez.

Invernador piscinas, es un compuesto químico de Polímero de cloruro de amonio cuaternario que ayuda a evitar la proliferación de algas mientras la piscina esté cerrada en los meses de invierno. Se debe aplicar al agua al momento de cerrar y cubrir la piscina para el invierno con una cubierta ACUCOBER-i.

Limpiador desincrustante, es un compuesto a base de ácido clorihídrico que se usa para quitar la cal que se pueda acumular en el vaso de la piscina. Su uso requiere cuidadosas medidas de seguridad.

¿Cuál es el mejor sistema de tratamiento de agua de piscina?

Depende. Depende de las necesidades de cada piscina, del estado en que se encuentra y el momento del año en que se encuentre, ya que no es lo mismo lo que pueda necesitar durante el invernaje que en la temporada de baño.

En todo caso, los tratamientos básicos de una piscina son la desinfección, antialgas, floculante y desincrustante, estos se deben aplicar de acuerdo a las recomendaciones de un profesional para evitar que el agua pueda afectar la salud de las personas.

El mantenimiento del agua de la piscina y de los componentes de esta son vitales para que se mantengan en las condiciones adecuadas para el baño y claro para ahorrar dinero en agua o reparaciones.

Comentarios (0)

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

VER POLÍTICA DE COOKIES