El agua de tu piscina está constantemente llenándose de polvo, hojas e insectos, entre otras muchas cosas. Para mantenerla en buenas condiciones es fundamental invertir tiempo en su limpieza. ¡Nadie disfrutaría de un buen baño rodeado de suciedad!

Los robots limpiafondos para piscina se han convertido en elementos indispensable para mantener la higiene del agua, sobre todo en aquellas piscinas más grandes y con más profundidad. Estos robots se encargan de limpiar la piscina de todos los agentes externos que caen en ella desplazados, en su mayoría, por el viento. 

Para llevar a cabo una limpieza de este tipo de residuos, existen distintos tipos de limpiafondos para piscina que te garantizarán una limpieza adecuada del agua. Ten en cuenta que no todos funcionan de la misma manera, por lo que hay antes de nada, hay que saber las características de cada uno. 

En Cobertores te explicamos los tipos de robots limpiafondos para facilitarte el proceso de compra y que encuentres el indicado para tu piscina. 

Limpiafondos eléctricos

Son robots totalmente autónomos y van conectados a la corriente eléctrica. Son independientes del sistema de depuración y filtración. Sus diferentes técnicas de escaneo son capaces de memorizar las partes de la piscina que ya han sido limpiadas y qué zonas les queda por limpiar.

Hay algunos robots limpiafondos que incorporan sistema de cloración salina, aportando una limpieza del vaso y una desinfección del  agua al mismo tiempo. Además, no consumen nada de agua y son capaces de escalar por las paredes de la piscina

Un limpiafondos eléctrico es la opción más acertada si lo que se quiere es una limpieza precisa y rápida. Eso sí, hay que encontrar el modelo de robot que se adapte a las características de cada piscina.

Por ejemplo, para piscinas de fondo plano se puede elegir un modelo de 2 motores. En el caso de que tu piscina tenga escaleras es mejor optar por un modelo con 3 motores, el cual pueda girar y adaptarse a los obstáculos con el fin de limpiar cada hueco de la piscina.

Limpiafondos manual

Los limpiafondos manuales son la opción más asequible; eso sí, requieren invertir más tiempo y esfuerzo, ya que es la propia persona la que se encarga de llevar a cabo la tarea.

Están pensados para piscinas no muy grandes, donde se pueda limpiar cómodamente. Tienen una manguera conectada al skimmer, la cual traslada la suciedad aspirada al filtro de la piscina. 

Para poder manejarlos fácilmente por toda la piscina constan de una pértiga para hacer más cómodo el proceso. Lo ideal para realizar una limpieza eficaz es empezar en el extremo de la piscina y terminar en el otro, despacio y en línea recta.

En el caso de que estés pasando el limpiafondos y notes que el agua se enturbie, es debido a que no está aspirando adecuadamente. Para solucionar este problema lava el filtro y conseguirás un agua cristalina y limpia.

Limpiafondos hidráulico

Este tipo de limpiafondos utilizan la energía del sistema de depuración de la propia piscina. Son independientes y se mueven de manera autónoma. Funcionan con un disco giratorio que atrapa toda la suciedad.

Cuanta más potencia tenga la bomba de la piscina, mayor será el rendimiento del limpiafondos. Por tanto, hay que saber la potencia de la bomba antes de comprar un limpiafondos, pues de ella dependerá su efectividad. 

Es importante revisar periódicamente el prefiltro de la bomba depuradora, mínimo una vez a la semana, ya que es en ella donde se acumula toda la suciedad que recoge el limpiafondos. 

No todos los limpiafondos hidráulicos se desplazan por las paredes, así que estate atento a las características de cada uno. 

En resumen...

También te puede interesar...

Comentarios (0)

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

VER POLÍTICA DE COOKIES